Cuestión de salvar vidas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Quién no ha tenido la mala experiencia de llamar al 112 y que la llamada se convierta en una sarta de preguntas o de una espera interminable mientras contesta el médico de sala?

img_44931ytrJuan Carlos Moreno

Pasa el tiempo y si tienes nervios de acero, porque al lado tuyo está un familiar, un conocido, un ser querido… que se muere y dudas en seguir esperando al teléfono o hacer lo que puedes para ayudarlo; y cuando ya no puedes más, mientras escuchas a tu familia gritar alrededor… va y te contesta el medico de sala y te hace preguntas como si todos tuviéramos conocimientos avanzados de medicina y le dices donde estás y no saben ni situarte en el mapa… y mientras le explicas donde te encuentras y le gritas ¡Que mi padre se está muriendo! ¡ vengan por favor!… y pasan 45 minutos para que llegue una ambulancia que está a 5 minutos de trayecto, y por supuesto no medicalizada, y llegan los dos técnicos de ambulancia a las 3 de la mañana y se encuentran a un hombre en parada cardiaca y que intentan, como pueden, reanimarlo. Han pasado 45 minutos y cuando llega el médico, que también está a 5 minutos, y que acude cuando lo llaman desde el 112, previo a que le comuniquen los técnicos de la situación con la que se han encontrado. Llega el médico, y claro está, solo para certificar el fallecimiento.

Este caso, que es real, y que pasó en El Ingenio, un barrio de Vallehermoso en la Gomera, en que murió un hombre de un infarto, no es la primera vez que ocurre en nuestra isla, o casos similares, y no porque nuestros médicos, enfermeras y técnicos de ambulancias no estén preparados sino porque el protocolo que aplica el 112 es igual para todos sin tener en consideración las características singulares de nuestra geografía y de nuestra organización sanitaria en primaria.

Una persona que viva en la Dama, Chipude, Alojera, etc. las probabilidades de sobrevivir a un infarto es CERO. Está destinado a morir no porque el infarto sea irreversible sino porque que cuando llegue la ambulancia o el médico solo será para certificar que ha fallecido.

Ante esto vengo a proponer, lo que en su día le manifesté al Consejero de Sanidad:
Primero.- Cambiar el protocolo del 112 en la Isla de La Gomera. Cuando se recibe una llamada a la sala, y se identifica desde el municipio del que se llama, esta debe derivarla al médico de guardia del correspondiente Centro de Salud, el cual en casi todos los casos puede recabar una información precisa de quien llama porque conoce bien los barrios y a la gente. Con esta información valora acudir de inmediato al domicilio, tanto en cuanto, moviliza o no a la ambulancia. Hay que decir que la mayoría de los médicos de guardia, en la isla de La Gomera, pernoctan en su Centro de Salud. Si hubiera sido así, en el caso del señor de El Ingenio, el médico hubiese estado a los 5 minutos intentado reanimar al paciente.
Segundo.- Que exista una ambulancia medicalizada en Chipude las 24 Horas. Es el punto central de la isla y su movilización puede ser rápida. Si por ejemplo, hubiese un infartado en La Dama, las probabilidades de sobrevivir ya no seria “cero”.
Tercero.- Instalar desfibriladores en los Barrios alejados de la Gomera, y aunque su uso es sencillo, se formen a un grupo de vecinos, que ante una urgencia puedan aplicarlo, mientras llega el médico y la ambulancia. Este tipo de equipos mantienen la reanimación durante 45 minutos.

Ojalá las muertes de ayer, de hoy o de mañana, por falta de una respuesta urgente en la Gomera sirvan para evitar futuros fallecimientos, porque es cuestión de salvar una vida. Puede ser, que en el caso del señor de El Ingenio, aún llegando el médico en 5 minutos no hubiese sobrevivido, pero siempre nos quedará la duda de que a lo mejor si.  45 minutos después de realizar la llamada al 112 llega la ambulancia por un diagnóstico, según el médico de sala que se encontraba en las palmas, de insuficiencia respiratoria, mientras el médico que estaba haciendo la guardia en el centro de salud no había sido ni informado ni movilizado… no es la respuesta lógica ni sensata.

El 112, en respuesta sanitaria, no es competencia, por si alguien se lo está preguntando, de la Gerencia de los Servicios Sanitarios de la Gomera, es directa del Consejero de  Sanidad. Estas cosas no pueden pasar en la Gomera ni en ningún sitio. Sabemos que una persona que viva cerca de un hospital o en una ciudad tiene muchas más probabilidades de sobrevivir a un infarto o aún simple accidente, pero en la Gomera, en muchos Barrios, ya no solo un infarto, sino una simple fractura, o una hemorragia, o una crisis asmática… pueden ser mortales por no llegar a tiempo los servicios de Urgencia porque nos hayamos perdido en protocolos no adaptados a nuestra isla. Cruzarnos de brazo o rezar no es la respuesta que merecemos los Gomeros ante una llamada de emergencia, elevar propuestas y cambiar esta situación es obligación de quien ejerce la función pública en cada una de nuestras administraciones. Por cierto, ese señor de El Ingenio, era mi Padre.

 

Galería 1
Galería 2

Add Comment

................ Si eres humano. Haz clic en la linea de abajo y escribe el número que falta, luego tu comentario ***** Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.