El COFC suma 55 jubilados honoríficos y rinde honor a los que han colgado las batas tras la pandemia

“No hay medallas al final del camino, las recompensas llevan nombres y apellidos”, destaca el colegiado Ángel García Narbona, uno de los seis homenajeados el pasado fin de semana por sus “más de 40 años de amor y dedicación a la fisioterapia”

 

Fotos de Ángel Medina

La Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias (COFC), quiso honrar este sábado la labor desarrollada a lo largo de su carrera de varios fisioterapeutas jubilados tras la pandemia, haciendo entrega de una mención especial y del título a estos colegiados honoríficos.

 

El evento, que tuvo lugar coincidiendo con el acto conmemorativo del 25 aniversario de la creación del COFC ese sábado, 9 de julio, vino a recuperar esta emotiva tradición del Colegio que no se había llevado a cabo desde 2019, como consecuencia de las limitaciones impuestas por la pandemia. En esa fecha el total de colegiados honoríficos sumaba 40, por lo que desde entonces otros 15 han colgado sus batas.

 

Fueron seis los que pudieron acudir para recibir personalmente la mención honorífica de manos del presidente del COFC, Santiago Sánchez, Gustavo Paseiro, presidente del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE), y Fernando Ramos, presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF).

 

De este modo, la institución colegial quiso reconocer los “más de 40 años de amor y dedicación a la fisioterapia que definen a nuestros protagonistas”, tal y como expresó la vicepresidenta de la organización, Vanesa Eugenio Bermúdez, en su discurso de presentación de los homenajeados, y a seguir participando junto al colegio en el desarrollo de la fisioterapia en Canarias, aportando su visión, conocimientos y experiencia.

 

«La fisioterapia es muy exigente siempre con sus protagonistas, los fisioterapeutas. Exige ser técnicamente avanzado y humanamente exquisito y debemos estar siempre en ese nivel de exigencia que nos propone. No hay medallas al final del camino, las recompensas llevan nombres, apellidos, edades, son personas, los pacientes», afirmó Ángel García Narbona, colegiado número 126 y jubilado en este 2022, en el vídeo homenaje proyectado durante la entrega de los premios, extensibles a los 55 jubilados desde sus inicios.

 

Junto a él se encontraban el colegiado número 66, Maurice Dupont, también jubilado en este año 2022; así como los jubilados en 2021: Patricia Madrid, Laura Almeida, Isidoro Vera y Patricia Acuña. Se trataba tan sólo de una pequeña representación de los miembros históricos de esta organización, que tuvieron que formarse fuera de las islas para poder ejercer, comenzando la lucha histórica para el desarrollo académico y el reconocimiento profesional de la fisioterapia en las Islas, y que ahora han podido comenzar a disfrutar de su merecido descanso tras su larga trayectoria.

 

Al acto de entrega acudieron algunos de los que podrían considerarse fundadores de la institución colegial: Julio Fernández, Miguel Kessel, Gracia Cortés y José Manuel Pérez, quienes ostentan los números de colegiados 1, 2, 3 y 5, respectivamente, tratándose, así, de cuatro de los primeros cinco profesionales en colegiarse y desarrollar la profesión legalmente en las Islas Canarias, tras la celebración la primera asamblea constituyente del COFC en 1997.

 

Ese momento se produjo tras la introducción de la colegiación obligatoria generalizada para todos los profesionales en España, hecho que supuso un claro avance para combatir el intrusismo, una de las grandes batallas que los fisioterapeutas han librado durante los últimos veinte años. A cierre de junio el Colegio cuenta con 2.577 colegiados en activo, el 70% de los cuales son mujeres.

 

El Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias se integró en el Consejo General de Colegios de Fisioterapia de España (CGCFE) en 1998, un hecho que permitió a los profesionales canarios continuar el trabajo que hacía la delegación de la Asociación Española de Fisioterapeutas en Canarias, compartir experiencias con el conjunto de fisioterapeutas de toda España, y reforzar la constante apuesta por la formación de postgrado que el COFC ha liderado durante estos años en las Islas, realizando cursos, jornadas y congresos en el Archipiélago.

 

La institución fue uno de los primeros colegios profesionales en integrarse en el Consejo, junto a los colegios de Madrid, Cataluña y Galicia, teniendo siempre un papel relevante en las decisiones y trabajo que se ha desarrollado para defender la profesión a nivel nacional.

 


Mandarina Comunicación

A %d blogueros les gusta esto: