Que viene el Coco…

Se me van preparando, en lo mental y en el bolsillo. Viene el Coco el día 5 de noviembre. Lamento agitar sus consciencias, pero hay que hacer terapia previa para algunas cosas. El Coco, que se llama Hacienda, viene a vernos en unos días. A una gran manada de españolitos le toca el segundo plazo del pago de la Renta el 5 de noviembre.

 

Y además será sin piedad y con nocturnidad. La noche del 4 al 5, a las 00.01 minutos, el dinero que deban, se esfumará de sus cuentas directamente, como si el Ilusionista David Copperfield, lo hubiera hecho desaparecer para siempre. ¿Se imaginan la sensación por la mañana, en el baño, revisando la cuenta en el móvil, y ver que lo que tanto costó ganar, se fue en un minuto? Es para “aflojarse” todo…

 

Así va uno después a trabajar, rabiando como chucho apaleado. Y es verdad, que como proclama uno de los eslóganes publicitarios más famosos de este país: “Hacienda somos todos”, con nuestros impuestos tenemos que pagar los servicios públicos que tenemos, y más ahora con los gastos de la Pandemia, pero aun así, la tristeza al ver evaporarse “la pasta”, es inmensa.

 

Habrá (y con toda la razón…), quien piense todo lo contrario, que ese dinero está más que justificado para nuestra sanidad, educación, cuerpos policiales etc. Y es que como decía Oliver Wendell (ex magistrado del Tribunal Supremo de los Estados Unidos), “los impuestos son el precio que pagamos por la civilización. En la selva no existen.»

 

Y los que tengan dos trabajos (doble pagador), llevan doble “regalo”, y eso no significa que ganes más. Hay gente que debe tener dos trabajos normalitos y horas extra para llegar a fin de mes, por no hablar de los autónomos. Pues eso, opiniones las que quieran, pero el 5 de noviembre, pasado un minuto la media noche, no habrá compasión. El Coco pasara vía virtual a dar el susto.


Fuente: Santiago Negrín Dorta