Últimos días de la lustral Bajada de Nuestra Señora de Guadalupe

Nos encontramos en la última semana de la lustral Bajada de la Virgen de Guadalupe a la isla de La Gomera. En estos días, la imagen permanece en la parroquia en San Sebastián esperando ya el retorno a su ermita el próximo sábado 15 de diciembre.

De esta forma, se culminará el periplo que la Gomerita de Puntallana ha realizado por todos los pueblos y municipios de la isla colombina en este año de Bajada.

El obispo estará en La Gomera desde el día 12 al 15 de diciembre, día este último en el que celebrará la Eucaristía de despedida de la Virgen. Asimismo, el prelado nivariense confirmará en la fe a varias personas en Hermigua, Agulo y en San Sebastián.

El miércoles 12 de diciembre, a las 8:30 h., la imagen saldrá hacia la ermita de San Cristóbal de La Lomada donde los niños de la zona podrán tener un encuentro con la Virgen. Por la tarde, a las 16:00 h., tendrá lugar la procesión al cementerio donde se celebrará la Eucaristía. Al finalizar la misma, comenzará el traslado al templo parroquial de La Asunción.

Durante el jueves 13 y el viernes 14 se sucederán los últimos encuentros junto a la imagen de la Virgen Morenita antes de su regreso a Puntallana.

La jornada que pondrá el broche final a esta Bajada el sábado 15, comenzará a las     9:15 h., con la oración de la mañana. A mediodía se rezará el Ángelus y a las 13:00 h., tendrá lugar la celebración de la Eucaristía de acción de gracias. Terminada la Misa, se iniciará la procesión hasta el muelle y el posterior retorno de Nuestra Señora de Guadalupe a su ermita de Puntallana.

El arcipreste de La Gomera, Juan Ramos ha valorado estos meses como un tiempo de gracia en el que muchas personas han podido poner a los pies de María sus vidas y sus anhelos. “Es difícil quedarse con algún momento concreto pero me ha impresionado, por ejemplo, ver como personas muy mayores, a pesar de las dificultades hasta para caminar, han hecho el esfuerzo de entrar a los templos para pasar un tiempo junto a la Virgen, con la certeza, en principio, de que dentro de cinco años no estarán. Estos últimos días son especialmente emotivos por ver precisamente la devoción de estas personas a las que les es más difícil visitar a la Virgen en su ermita de Puntallana”.

Por su parte, la presidenta de la Cofradía de Nuestra Señora de Guadalupe, Sofía Brito, ha valorado la gran participación de fieles en los diferentes encuentros. Asimismo, quiso destacar la presencia en la isla durante estos meses del padre claretiano, Agustín Texeira, quien ha impulsado diversas iniciativas en el marco de la Misión Diocesana. “Sus palabras han ayudado mucho a este pueblo gomero que tan deseoso estaba de encontrase con su Madre. Él ha contribuido a que nuestros corazones se movieran y lo pusiéramos al servicio de Dios”.


Obispado de Tenerife

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: