Aprobado un parque eólico en Tenerife de 10,39 MW que requerirá modificar el planeamiento

El Consejo de Gobierno de Canarias ha aprobado este jueves la ejecución del parque eólico Tarajales en Granadilla de Abona (Tenerife), que supondrá 10,39 MW de energía renovable y ha sido declarado de interés general, pero necesitará la modificación del planeamiento afectado.

 

 

La aprobación en Consejo de Gobierno se ha realizado a propuesta de la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial y el proyecto ha sido promovido por Energías Verdes de Tenerife en el término municipal de Granadilla de Abona.

El acuerdo viene motivado por razones justificadas de excepcional interés que aconsejan la ejecución de la obra proyectada, según ha indicado el Ejecutivo regional.

Este parque, de 10,395 megavatios (MW), supondrá la reducción del extracoste de generación de energía en los sistemas eléctricos de los territorios no peninsulares y se estima que su puesta en funcionamiento permitirá reducir en 19.940 toneladas la emisión de CO2 a la atmósfera.

Además, contribuirá en el cumplimiento de las previsiones de planificación de la red de transporte, que marca para 2030 un objetivo de potencia para el sistema eléctrico de la isla de 568,5 MW.

Asimismo, la inversión aproximada prevista para este parque eólico superará los 13,7 millones de euros y generará 73 puestos de trabajo en la fase de construcción y 21 puestos de trabajo en la fase de mantenimiento y explotación.

El Gobierno de Canarias también ha ordenado «remover» el planeamiento incompatible para la ejecución del proyecto y ordena, por tanto, la modificación del mismo.

Para ello la excepcionalidad del procedimiento regulado en el artículo 6 bis de la Ley 11/1997, de 2 de diciembre, permite eximir de licencia urbanística a determinados proyectos de instalaciones eléctricas que hayan sido declarados de interés general por la Consejería.