Vecinos de Taguluche (La Gomera) llevan al Ayuntamiento de Valle Gran Rey ante la justicia

img_458Gomerahoy – La Gomera / Debido a las obras de alcantarillado y alumbrado público que se están realizando en el caserío de Taguluche, algunos vecinos han decidido dejar en manos de la justicia este asunto. Después de que el sr. concejal de obras haya logrado el enfrentamiento entre los vecinos de Taguluche con el beneplácito del sr. Alcalde, se han visto obligados a presentar una denuncia ante el cuartel de la Guardia Civil, solicitando la inmediata paralización de las obras, debido a su ilegalidad y al inexplicable aumento del ritmo de las obras.

 

Tal es el apremio que tienen, que el personal que realiza los trabajos, tiene una jornada laboral de 12 horas diarias; actualmente trabaja hasta las 20 horas, cuando antes lo hacían hasta las 14 horas. Es ahí donde se observa la clara intención del consistorio de tapar rápidamente su incompetencia y la supuesta ilegalidad de las obras.

 

Con esta supuesta irregular obra, están creando un problema de salud pública, ya que el vertido de aguas fecales, va a desembocar en un barranco, hecho que se ha venido denunciando por parte de los vecinos desde hace años. Además, en la fotografía se puede comprobar la irregularidad de las obras,  pudiendo apreciarse como las tuberías de alcantarillado y alumbrado van completamente pegadas y a 2 o 3 cm. de la capa de rodadura.

 

Llegados a este punto, se comprende que las obras solo se han llevado a cabo con el fin de beneficiar a un vecino, cuando lo lógico, hubiese sido que el sr. Alcalde cumpliera con sus promesas electorales y construyese la depuradora que prometió para luego hacer la red de alcantarillado.

 

Así, Sr. Alcalde, nos hacemos y le hacemos las siguientes preguntas:

 

1. Qué tanto interés hay, en que este vecino se acople a la red de alcantarillado, cuando su vivienda ya disponía de conexión a un pozo; un pozo del que por cierto, ya se han desconectado para acoplarse a la red pública.

 

 2. Cuáles son sus prioridades, cuando en varias ocasiones le hemos solicitado la finalización de las obras de un camino vecinal, que llevan paralizadas más de dos años; un camino en el que por cierto, una vecina se cayó y se rompió varias costillas.

 

3. Es una máxima de su gobierno, priorizar el interés particular sobre el interés general.

 

Esperemos que en esta ocasión, la justicia no sea tan lenta y paralice las obras lo antes posible y  que no tengamos que vivir un caso igual al de la obra de la embotelladora de Taguluche; una embotelladora, por la que ahora los contribuyentes tenemos que pagar cerca de 300.000€, simplemente porque no se paró en su debido momento.

 

 

Fuente: Ramón Bello Paz


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

................ Si eres humano. Haz clic en la linea de abajo y escribe el número que falta, luego tu comentario ***** Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.